razones por las que la sas son un hit
Empieza

7 razones por las que SAS son un hit

La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) es una figura con la que es más fácil crear empresa. Cuando apenas empiezas, la incertidumbre es total. Por eso, lo que necesitas es algo simple de hacer, que no sea muy riesgoso y que sea fácil de entender. Bueno, pues para eso son las SAS. Sigue leyendo y te contaremos las 7 razones por las que una SAS es la mejor forma para empezar tu negocio.

 

Pero antes, un mensaje de precaución. Si estás apenas validando tu idea de negocio y aún estás aprendiendo quién es tu cliente y si realmente tienes un mercado para tu producto, aún no es el momento de constituir una SAS. Existen implicaciones legales, contables y tributarias que es mejor aplazar hasta que tengas un negocio real entre manos.

 

Si ya tienes Product/Market Fit o un volumen interesante de ventas, ya estás listo! Ahora sí: qué es lo que necesitas saber de las SAS?

1. Tu objeto social: Cambia el mundo

En una SAS, puedes ser muy amplio en definir a lo que se va a dedicar tu empresa. Y eso es muy conveniente cuando aún no has hecho pivot (o aún te quedan muchos cambios por hacer). Los grandes startups cambian de negocio antes de lograr el éxito. Twitter fue en un inicio una plataforma para podcasts y no una red social.

Así que puedes ser tan amplio como quieras, siempre y cuando sea una actividad lícita (por si se te estaba cruzando alguna idea malévola por la mente).

2. Define cuánto es el capital y págalo después

A diferencia de otras sociedades, en la SAS puedes definir el capital con el que empezará a funcionar la sociedad y pagarlo hasta en 2 años. Esto es valioso cuando tu idea puede necesitar un capital alto, pero aún no cuentas con los recursos.

3. Con un documento privado la creas

Puedes hacer los estatutos en tu casa. No hay que pagar impuestos de registro (pagas los impuestos departamentales), cero protocolo y es mucho más rápido que hacer una escritura pública como en otras sociedades. Solo una excepción: si parte del capital es un bien inmueble (vas a dar una casa, apartamento, lote o fábrica).


Te recomendamos hacer unos muy buenos estatutos, ya que son la columna vertebral de la sociedad.

En los estatutos es donde puedes establecer las reglas de juego para que sepas cómo se solucionan temas como:

  • Cuánto le corresponde a cada socio?
  • Cómo se toman las decisiones?
  • Cómo se solucionará un posible conflicto?
  • Quién administra el negocio?
  • Entre otros

4. Tu responsabilidad llega solo hasta el dinero que diste

Le diste 100 pesos a la sociedad. Si por algún motivo se quiebra y tiene deudas de, digamos, 300 pesos, a ti solo te toca entregar los 100 que ya habías aportado. Tu vivienda familiar, auto personal, ropa, la raqueta de tenis, todo está protegido.

5. No necesitas una junta directiva

Ya sé, tener una junta directiva suena cool. Pero también es costoso y requieren tener elecciones, escoger suplentes y trámites aburridores como esos. Además, necesitas que la integren personas que entiendan el negocio y el mercado que quieres atender. Y con la incertidumbre que normalmente tiene un negocio nuevo, no es tan fácil de conseguirlos.

6. Adios Revisor Fiscal

Mientras tu negocio está empezando a crecer, no es necesario tener un revisor fiscal. Otra platica que te ahorras. Un contador público es quien puede ejercer esta función. Una vez la empresa tenga activos brutos superiores a 5.000 SMLV (Salarios Mínimos Legales Vigentes) o ingresos brutos de 3.000 SMLV.

7. Es muy fácil de crear

Con unos pocos pasos, como hacer los estatutos, llenar los formularios, entregar los documentos y pagar los impuestos queda lista tu SAS.

 

Conclusión

Crear una sociedad por acciones simplificada es fácil. Para eso no necesitas abogados o contratar a algún experto. Lo realmente importante es cómo la creas. Los estatutos son la clave, así como los acuerdos adicionales que hagan los socios.

Cuéntanos si crees que crear una SAS es fácil, y comparte este post con quien le pueda interesar: socios, amigos u otros que quieran cambiar al mundo como tú.